top of page

Cómo Manejar la Fiebre en Niños: Consejos y Recomendaciones



¿Qué es la Fiebre?

La fiebre es un aumento temporal de la temperatura corporal como resultado de una respuesta del sistema inmunológico del cuerpo a una infección o enfermedad. En la mayoría de los casos, la fiebre es una señal de que el cuerpo está luchando contra una infección y es una parte normal del proceso de curación del organismo.


Síntomas de la Fiebre

Los síntomas de la fiebre en los niños pueden variar, pero generalmente incluyen:

  • Aumento de la temperatura corporal, generalmente por encima de 37.5°C.

  • Sensación de calor y escalofríos.

  • Sudoración.

  • Irritabilidad.

  • Dolor de cabeza.

  • Dolor muscular.

  • Falta de apetito.

Es importante tener en cuenta que la fiebre en sí misma no es una enfermedad, sino un síntoma de una afección subyacente. Por lo tanto, es fundamental identificar la causa de la fiebre y tratarla adecuadamente.


Causas Comunes de la Fiebre en Niños

Hay varias causas comunes de la fiebre en los niños, que incluyen:

  1. Infecciones virales: Las infecciones virales, como el resfriado común y la gripe, son una de las causas más comunes de la fiebre en los niños. Estas infecciones son causadas por virus y generalmente son leves y autolimitadas.

  2. Infecciones bacterianas: Las infecciones bacterianas, como la otitis media (infección del oído), la faringitis estreptocócica (infección de garganta causada por la bacteria Streptococcus) y las infecciones del tracto urinario, también pueden causar fiebre en los niños. Estas infecciones suelen requerir tratamiento médico con antibióticos.

  3. Vacunas: Algunas vacunas, como la vacuna contra la fiebre amarilla o la vacuna contra la neumonía, pueden causar fiebre en los niños como efecto secundario temporal.

  4. Alergias: Las alergias a sustancias como el polen, el polvo o los alimentos también pueden causar fiebre en algunos niños como parte de la respuesta del sistema inmunológico.

Consejos para Manejar la Fiebre en Niños



Aquí te brindamos algunos consejos y recomendaciones para manejar la fiebre en tus hijos de manera efectiva:


Observa y registra la temperatura

Es importante observar y registrar la temperatura de tu hijo regularmente cuando tiene fiebre. Puedes usar un termómetro confiable para medir la temperatura en la axila, la boca o el oído, según la edad de tu hijo y las instrucciones del fabricante del termómetro. Registrar la temperatura te ayudará a seguir la evolución de la fiebre y a determinarlas medidas que estás tomando para manejarla.


Mantén a tu hijo hidratado

La fiebre puede causar deshidratación, por lo que es importante asegurarte de que tu hijo esté bien hidratado. Ofrece líquidos como agua, jugos diluidos o caldo de pollo con frecuencia. Si tu hijo tiene dificultad para tomar líquidos, puedes probar con paletas de hielo o sorbos pequeños de líquidos para mantenerlo hidratado.


Viste a tu hijo adecuadamente

Viste a tu hijo con ropa ligera y transpirable, como algodón, para ayudar a mantener una temperatura corporal adecuada. Evita abrigar en exceso a tu hijo, ya que esto puede empeorar la fiebre.


Proporciona un ambiente fresco y cómodo

Mantén la habitación de tu hijo fresca y bien ventilada para ayudar a reducir la fiebre. Puedes utilizar un ventilador o un aire acondicionado para mantener la temperatura ambiente agradable. Asegúrate de que tu hijo esté cómodo y descansando lo suficiente para ayudar a su sistema inmunológico a combatir la infección.


Administra medicamentos según las indicaciones médicas

Si tu hijo está incómodo o tiene fiebre alta, es importante seguir las indicaciones médicas para administrar medicamentos antifebriles, como acetaminofén o ibuprofeno. Sigue las dosis y frecuencias recomendadas por el médico o farmacéutico, y no le des a tu hijo más medicamento del indicado.


No uses remedios caseros no comprobados

Evita utilizar remedios caseros no comprobados para reducir la fiebre en tu hijo, como sumergirlo en agua fría o aplicar alcohol en su piel. Estos métodos pueden ser peligrosos y no son recomendados por profesionales de la salud.


Consulta a un médico si la fiebre persiste

Si la fiebre de tu hijo persiste por más de tres días, o si presenta otros síntomas preocupantes como dificultad para respirar, erupciones cutáneas, rigidez en el cuello o convulsiones, es importante consultar a un médico. El médico podrá determinar la causa subyacente de la fiebre y brindar el tratamiento adecuado.


Conclusiones

La fiebre en los niños puede ser preocupante para los padres, pero en la mayoría de los casos es una respuesta normal del organismo a una infección. Siguiendo estos consejos y recomendaciones, puedes manejar la fiebre de tu hijo de manera efectiva y segura en casa. Recuerda siempre consultar a un médico si la fiebre persiste o si tu hijo presenta otros síntomas preocupantes. ¡Esperamos que esta información te sea útil en el cuidado de la salud de tu hijo!

1 view0 comments

Kommentarer


bottom of page