top of page

Fisuras oseas en niños: ¿son de preocuparse?


Las fisuras óseas en los niños son lesiones que pueden afectar el desarrollo normal del hueso. Aunque no son tan graves como las fracturas, las fisuras pueden causar dolor y debilidad en el hueso afectado. En este artículo, hablaremos sobre las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de las fisuras óseas en los niños.

Causas de las fisuras óseas en niños

Las fisuras óseas en los niños son causadas por traumatismos o lesiones que afectan directamente el hueso. Estas lesiones pueden ser causadas por caídas, golpes o deportes de contacto. Los huesos más afectados son los de las extremidades, como los brazos y las piernas.

Síntomas de las fisuras óseas en niños

Los síntomas de las fisuras óseas en los niños pueden ser leves o graves, dependiendo de la gravedad de la lesión. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor en el hueso afectado

  • Hinchazón

  • Hematomas

  • Dificultad para mover el hueso afectado

  • Deformidad en el hueso afectado

Diagnóstico de las fisuras óseas en niños

El diagnóstico de las fisuras óseas en los niños se realiza mediante una radiografía. En algunos casos, puede ser necesario realizar una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM) para evaluar la gravedad de la lesión. Es importante que el diagnóstico sea realizado por un profesional de la salud capacitado, ya que algunas fisuras pueden ser difíciles de detectar.

Tratamiento de las fisuras óseas en niños

El tratamiento de las fisuras óseas en los niños depende de la gravedad de la lesión. En general, el tratamiento consiste en reposo y protección del hueso afectado. En algunos casos, puede ser necesario inmovilizar el hueso con una férula o yeso para permitir que se cure adecuadamente.

En casos más graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para corregir la fisura. En general, los niños se recuperan bien de las fisuras óseas y pueden volver a sus actividades normales después de unas pocas semanas.


¿Que alimentos nos ayudan a curar las fisuras?

Los alimentos que comemos pueden ayudar a mejorar la salud ósea y acelerar la curación de las fisuras. Al elegir una dieta rica en nutrientes que promuevan la salud ósea, podemos ayudar a nuestros cuerpos a sanar más rápido y reducir el riesgo de futuras lesiones. Aquí hay algunos alimentos que se pueden incluir en la dieta para mejorar las fisuras:

  1. Alimentos ricos en calcio: El calcio es un mineral esencial para la salud ósea y la curación de las fisuras. Los alimentos ricos en calcio incluyen productos lácteos como la leche, el queso y el yogur, así como alimentos vegetales como la espinaca, el brócoli, el tofu y las almendras.

  2. Alimentos ricos en vitamina D: La vitamina D es importante para la absorción del calcio en el cuerpo y para la salud ósea en general. Los alimentos ricos en vitamina D incluyen pescados grasos como el salmón y el atún, yema de huevo, hígado de res, setas y alimentos fortificados como la leche y los cereales.

  3. Alimentos ricos en vitamina C: La vitamina C es importante para la producción de colágeno, una proteína que forma parte de los huesos. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen cítricos como naranjas, limones y pomelos, pimientos rojos y verdes, brócoli, fresas y kiwis.

  4. Alimentos ricos en proteínas: Las proteínas son importantes para la reparación y el crecimiento de los tejidos, incluyendo los huesos. Las fuentes de proteínas incluyen carnes magras, pollo, pescado, huevos, legumbres, nueces y semillas.

  5. Alimentos ricos en omega-3: Los ácidos grasos omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación asociada con las fisuras. Las fuentes de omega-3 incluyen pescados grasos como el salmón y la caballa, nueces y semillas como la chía y la linaza, y aceite de oliva y aguacate.

12 views0 comments

Kommentare


bottom of page