top of page

Mi hijo tiene un soplo cardiaco ¿debo preocuparme?



Qué son los soplos cardiacos en niños?

Los soplos cardiacos son sonidos anormales que se pueden escuchar a través del estetoscopio cuando se escucha el corazón de un niño. Aunque pueden sonar aterradores, en la mayoría de los casos los soplos cardiacos no son motivo de preocupación. De hecho, es común que los niños tengan soplos cardiacos en algún momento durante su infancia.

¿Qué causa los soplos cardiacos?

Los soplos cardiacos se producen cuando el flujo sanguíneo a través del corazón se vuelve turbulento, lo que puede suceder por varias razones. En los niños, las causas más comunes de los soplos cardiacos son:

  • Flujo sanguíneo normal: En algunos casos, los soplos cardiacos son causados por el flujo sanguíneo normal a través del corazón en crecimiento y en desarrollo.

  • Problemas de las válvulas del corazón: El corazón tiene cuatro válvulas que se abren y cierran para controlar el flujo de sangre. Si una de estas válvulas no funciona correctamente, puede hacer que el flujo sanguíneo sea turbulento y causar un soplo.

  • Defectos del septo: El corazón de los niños también puede tener defectos del septo, que son orificios en las paredes entre las cámaras del corazón. Estos orificios pueden hacer que el flujo sanguíneo sea turbulento y causar un soplo.

¿Cómo se diagnostican los soplos cardiacos?

Los soplos cardiacos suelen ser detectados durante un examen físico de rutina del niño. Si el médico sospecha que hay un problema, puede ordenar pruebas adicionales, como un electrocardiograma (ECG) o una ecocardiografía, para evaluar la función del corazón.


¿Cuando preocuparse por un soplo cardiaco en niños?



En la mayoría de los casos, los soplos cardiacos son inofensivos y no requieren tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, pueden ser un signo de un problema cardíaco subyacente que requiere tratamiento.

Deberías contactar con el médico si tu hijo:

  • Tiene síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar, mareos o desmayos.

  • Ha tenido un soplo cardíaco que ha empeorado o que no desaparece con el tiempo.

  • Tiene antecedentes familiares de problemas cardíacos.

Las enfermedades cardíacas en los niños son relativamente raras, pero es importante estar atento a ciertos síntomas y factores de riesgo que pueden indicar la presencia de un problema cardíaco.

Aquí te dejamos algunas señales que pueden indicar la necesidad de evaluar la salud cardíaca de tu hijo:

  1. Problemas respiratorios: Si tu hijo tiene dificultad para respirar, jadeo o fatiga al realizar actividades que antes eran fáciles, como subir escaleras o correr, esto podría ser una señal de un problema cardíaco.

  2. Dolor en el pecho: Si tu hijo se queja de dolor en el pecho, es importante buscar atención médica de inmediato.

  3. Mareo o desmayo: Si tu hijo se siente mareado o desmaya, podría ser un signo de un problema cardíaco.

  4. Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca: Si alguien en la familia ha tenido una enfermedad cardíaca, es importante informar al médico y evaluar la salud cardíaca de tu hijo.

  5. Soplos cardíacos: Si un médico detecta un soplo cardíaco durante un examen físico, puede ser necesario realizar pruebas adicionales para evaluar la salud cardíaca de tu hijo.

7 views0 comments

Comments


bottom of page